Teléfonos (0342) 455 9669 - 455 6720 - 455 8356

Texto Reflexivo

Visto: 138

Texto Reflexivo: El Padre resucitó a Jesús y lo recibió en su gloria

EL PADRE RESUCITÓ A JESÚS Y LO RECIBIÓ EN SU GLORIA      
"Dios mio, Dios mio, por qué me has abandonado.?... Te invoco de día y no respondes, de noche y no encuentro descanso. En ti confiaron nuestros padres... y no quedaron defraudados." ( Sal  21, 2.3.5.6 )

"Jesús con un grito , exclamó: " Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu." ( Lc 23,46)
" A este Jesús Dios lo resucitó y todos nosotros somos testigos." " Dicho esto, los apostóles lo vieron elevarse y una nube lo ocultó de la vista de ellos." (Hch 1,9).
" Exhaltado por el poder de Dios, él recibió del Padre el Espíritu Santo prometido y lo ha comunicado como ustedes ven y oyen." (Hech 2, 32-33)
Jesús al morir tiene la seguridad que el Padre lo librará de la muerte. Esta esperanza dice Oseas es tan cierta como la aurora (6,3). Será el paso de la humillaciòn a la glorificación. Este es el misterio pascual.
Para los discípulos la muerte de Jesús fue escándalo, verguenza. Pero la acción del Espíritu los iluminó y fueron hecho testigos de la resurrección (Hech  1,8,26.32)
El misterio de la Resurrección de Jesús , su victoria sobre la muerte, es inseparable del misterio de su Ascensión, su exaltación a la derecha de Dios. Y está unido al misterio de Pentecostés  la acción del Espíritu que da testimonio a favor de Jesús.
Él que había descendido a lo más bajo, ha sido levantado a lo más alto,
A estos tres aspectos del misterio de Jesús, Resurrección, Ascensión ,Pentecostés los celebramos en la liturgia del Tiempo Pascual, Cristo vive para siempre,vive y reina gloriosamente con Dios Padre y por su Espíritu y su gracia está cerca de quienes creemos en Él.

Breve resumen del Salmo 31 (3b)
"Ten piedad de mi, Señor, porque estoy angustiado,
mis ojos, mi garganta y mis entrañas
están extenuados de dolor.
Soy la burla de mis enemigos
y la irrisión de mis propios vecinos,
para mis amigos soy motivo de espanto
los que me ven por la calle huyen de mi.
Oigo los rumores de la gente y amenazas
por todas partes y tratan de quitarme la vida.
Yo pongo mi vida en tus manos
Porque tu eres mi refugio
tu me rescatarás, Señor, Dios fiel."

ORACIÓN:
"NUESTRO CORAZÓN SE REGOCIJA EN EL SEÑOR, NOSOTROS CONFIAMOS EN SU SANTO NOMBRE." Amén  (Salmo 32 )