Teléfonos (0342) 455 9669 - 455 6720 - 455 8356

La Comunión de los Corazones

Visto: 17

Continuación del Tema de La Iglesia: LA COMUNIÓN DE LOS CORAZONES

TEXTO REFLEXIVO: ´´ Hay un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, Hay un solo Dios y Padre de todos que está sobre todos, lo  penetra todo y está en todos.´´ ( Ef 4, 5-6)

La humanidad entera está llamada a reunirse en un solo pueblo, el Pueblo de Dios, La Iglesia Según el plan de Dios, la Iglesia es un inmenso proyecto de comunión para todos los hombres. Para vivir en comunión no se necesita pertenecer a una raza, o nación o cultura o clase social.  A lo que Jesús nos convoca es al amor fraterno que va más allá de los distintos pueblos, lenguas o linajes. La Iglesia es obra de Jesucristo que mediante el Espíritu la establece como comunión en la caridad fraterna.

La comunión es el rasgo distintivo del cristiano y la realización del mandamiento mayor: ´´ Les doy un mandamiento nuevo; ámense los unos a los otros . Así como yo los he amando, amense también ustedes los unos a los otros. En esto reconocerán que ustedes son mis discípulos en el amor que se tengan los unos a los otros.´´ Jn 13,34-35
La convivencia y la unión entre las personas no siempre resulta fácil. A menudo no nos entendemos y nos soportamos mal. Nos cuesta compartir con los otros lo que tenemos, nos dañamos  y somos fuente de tristeza y soledad.
El misterio de la Iglesia se hace concreto en comunidades de fe, donde cada hermano es llamado por su nombre, donde hay fraternidad cristiana. La comunión de los corazones, es un dimensión fundamental de la Iglesia de Jesús.
No es un simple sentimiento de simpatía que nos une a quienes piensan y se comprometen  por nuestros mismos ideales. La comunión ofrecida por Cristo a los hombres sólo es accesible desde la fe y en la fe.Es una participación comunitaria misteriosa y gratuita en la Vida de Dios, que es AMOR.
Los critianos somos muchos y estamos dispersos por todo el mundo, a pesar de ellos formamos una sola Iglesia y su cabeza visible es el Papa junto con los Obispos y sacerdotes  teniendo diversos grados y subordinados unos a otros.

ORACIÓN:

Señor, que cuando nos creaste pusiste en nuestro ser el anhelo de no vivir en soledad, aislados , sin confiar en nadie, ayúdanos a realizar la comunión de corazones esencial en la Iglesia de Jesús. Amén.
´´ Ustedes serán mi Pueblo y yo seré su Dios.´´ Jer 30,22
´´ Porque yo, el Señor, soy tu Dios, el que te sustengo de la mano derecha y te digo: No temas, vengo en tu ayuda.´´ Is 41, 13